El espacio de quién? Bogotá, Colombia

(Read in English…)

En general soy el tipo de persona que defiende el rol del sector público y que habla con bastante escepticismo en cuanto al sector privado y sus intervenciones en la construcción de la ciudad. Has oído de la gentrificación? No te imaginas… No se tu que piensas, pero viendo la manera con la cual se están construyendo las ciudades con proyectos de gran escala, hoy en día, me desconcierta un poco.

La vida en la ciudad es tan bella cuando uno la puede disfrutar de manera colectiva, porque finalmente, es su gente que le da esa belleza. ¿Cuál es la primera cosa que haces cuando vas a un parque en tu ciudad? ¿Te sientas a observar? Los niños jugando con la pelota, los estudiantes con el frisbee (o hasta de pronto te animas a sumarte al plan), la pareja anciana y adorable sentada en la banca en frente de ti, el guapo paseando a su perro o la guapa en su ropa de deporte escuchando música… No sé, no sé cuales son tus preferencias, pero no puedes negar que es muy divertido observar a la gente peculiar que conviven en una ciudad.

No obstante, que en muchas ciudades, como Bogotá, no toda persona puede disfrutar la ciudad de esta manera. No todos pueden sentarse a observar o ser los observados en paz sin que los echen del parque por no aparentar el tipo de persona que debería de estar en ese lugar. En muchos casos, el acceso que tiene la gente depende de la plata que tiene, o de la plata que aparenta tener. Considerando que la virtud y riqueza de una ciudad nace de la gente que la habita y que el espacio público debe, por definición, promover la inclusión, la participación y la libertad de expresión; el hecho que solo el que aparenta tener un cierto nivel económico puede disfrutar de sus virtudes, es bastante preocupante.

Muchos de los lugares que nutren este sistema de exclusión han sido diseñados y construidos por el sector privado (lo que no significa que el sector público no ha tenido una parte que jugar en este sistema).

Los 3 Mosqueteros en Bogotá

Bueno, para tomar un respiro de mi pequeño sermón sobre el espacio público, les quiero enseñar un lugar que me ha hecho poner en duda mi posición, de una manera positiva y de pronto te hará cuestionar la tuya también…o podrás usar este como un ejemplo más para contradecirme!

Hace 5 años, 3 franceses en Bogotá decidieron que el centro de la ciudad necesitaba un lugar donde la gente podría disfrutar de la cultura de muchas maneras distintas sin tener que ir a la galería excesivamente cara, la escuela de idiomas excesivamente cara o el concierto excesivamente caro (por ejemplo, Esteropicnic). El centro necesitaba un lugar donde no solo los grandes y famosos artistas podrían exponer y tocar sino también los jóvenes y emergentes; y donde la gente podría involucrarse en actividades culturales aprovechando estar en el lugar correcto en el momento correcto, o porque lo buscaron. El centro necesitaba un lugar que contribuyera a la riqueza cultural de la ciudad que aún no había sido descubierta por la gente que no están directamente involucrados con ella, por ejemplo tú y yo!

El parque para los adultos: ….Presentando A 6 Manos.

The adult playground

El parque de los adultos

The adult table

Las mesas de los adultos

A 6 Manos

A 6 Manos

Christophe Vandekerckhove, a pesar de su nombre que es difícil de pronunciar, es uno de esos personajes peculiares que toca conocer. Además, es uno de los 3 franceses que llegaron a rescatar la escena cultural del barrio en cuestión. Christophe describe el proyecto como una idea que se materializó haciéndola.

Fué ‘el puro hasard!’ dice Christophe, saltando del español al francés como si nada, un verdadero cosmopolita. Se transformó de un estacionamiento a un espacio dinámico que combina restaurante-bar-galería-de-arte-sala-de-concierto-y-muchas-otras-cosas. La idea principal es que sea un espacio para todo, un poco como un mercado en el sentido cultural, de ahi viene la idea del logo del proyecto que es un carrito de mercado.

La primera vez que entré, di algunas cuantas vueltas sonriendo como una boba. Me sentía como una niña pequeña dentro del cuerpo de un adulto, y extrañamente, no me sentía fuera de contexto. Es una sensación bastante placentera, de pronto ya lo has sentido, y si no, deberías de ir a sentirlo.

Al haber entrevistado a Christophe, resulta que A 6 Manos no solo ha tenido un impacto en el barrio al proveer un espacio donde los locales pueden observar y admirar el talento juvenil, enriquecer su conocimiento culinario, desarrollar su creatividad, sus habilidades en un idioma extranjero (o conocer a un extranjero/a); si no que también han participado en el diseño e implementación de las políticas del Corredor Cultural que esta implementando el Ministerio de Cultura con la Alcaldía.

Escéptica sobre mi escepticismo

Si, A 6 Manos presenta un ejemplo de un proyecto que ha logrado impactar el barrio a nivel colectivo y positivo. Promoviendo la experiencia cultural, la participación y el desarrollo del barrio. Y ¿que crees? La iniciativa se considera como parte del sector privado construyendo un espacio alternativo de expresión en la ciudad. Yo sé qué estás pensando, ¿hay que pagar para participar en el espacio? Si, por la comida, pero no por las actividades que se llevan a cabo, como los talleres y las exhibiciones. Entonces, como había mencionado, este ejemplo me hace dudar mi posición inicial respecto a que el sector privado se limita a crear espacios de exclusión. El proyecto es una intervención a escala pequeña, pero no se puede negar el hecho de que presenta una alternativa viable para la creación de espacios de expresión cultural en cuanto a la vida pública de los ciudadanos.

Ahora una cosa es que este espacio este abierto a toda persona, y otra es que toda persona decida hacer uso de él.

Cuando estés en Bogotá…

También visita Las Nieves, que en un momento dado fue una fábrica de textiles, abandonada durante 25 años hasta que su propietario la transformó en una serie de estudios y espacios de exhibición para artistas locales. Hoy en día han pasado dos generaciones de artistas por estos espacios iluminados de expresión. Y cada año abren sus puertas en Octubre para la exhibición de BogArte.

Cra 8 con calle 20A, Bogotá, Colombia

Cra 8 con calle 20A, Bogotá, Colombia

Su entrada esta escondida en un lugar inesperado para un estudio de arte de su categoría. Entre varias puertas pintarrajeadas esta una verde menta. Es esa. Pensando en ella una segunda vez, también podría ser el lugar perfecto para este tipo de estudio. Todo depende de tu opinión sobre el egocentrismo de los artistas y su amor por el drama.

Al entrar usa el elevador antiguo que aún es manejado por una palanca (esto me pareció bastante emocionante). En el cuarto piso encuentras el estudio de Carlos Blanco, es uno de los co-fundadores del espacio.

Carlos Blanco studio, Las Nieves, Bogotá, Colombia

Estudio de Carlos Blanco, Las Nieves, Bogotá, Colombia

Carlos trabaja con aire, papel y sombras. Ha puesto exhibiciones en muchos países en el mundo y trabaja junto con otros 14 artistas.

studio1

Estudio de Catalina Mejía, Las Nieves

Este espacio te da una oportunidad no solo para hacer una visita personalizada a la obra de estos artistas si no que también para conocer los personajes que se encuentran detrás de cada obra.

Entrar en estos estudios es como mirar el alma de cada artista. Esos son donde ellos guardan sus ideas, secretos y errores!

Otro lugar para visitar es El Parche.  Un dúplex, dentro de un edificio medio abandonado, que se ha transformado en una residencia de artistas que también es estudio y galería. All-in-one como se dice en inglés.

studioelparche1

El Parche, carrera 9 con clle 22

Una vez más te encuentras buscando entre edificios abandonados y puertas pintarrajeadas. En este segundo espacio, jóvenes, estudiantes de arte de varios países son invitados a vivir y preparar una exhibición junto con la comunidad local del barrio. El grupo original de El Parche es de Oslo, Noruega.

studioelparche2

Dentro de El Parche, modo-exposición

Estos espacios no solo apoyan a artistas emergentes locales si no que también pueden llegar a ser un vínculo con el mundo del arte en Bogotá. El tipo de cosa que uno no encuentra en las guías turísticas.

Es nuestro espacio, disfrútalo!

Advertisements

3 thoughts on “El espacio de quién? Bogotá, Colombia

  1. Pingback: ¿Quién será el Botero de la futura Colombia? Intervenciones privadas en la vida pública: Parte II. | urbandialoguesblog

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s